Aprende a Navegar

Es el objetivo del vídeo: “Navegación y Seguridad PER”. Un vídeo formativo de 80 minutos de duración, que está especialmente dirigido a los Patrones de Embarcaciones de Recreo (PER) y está elaborado con diversos contenidos de los vídeos formativos de A Toda Vela.

Los capítulos de “Navegación y Seguridad”, nos muestran con todo detalle aspectos fundamentales que tenemos que conocer para gobernar una embarcación. Estos son sus bloques:aprende a navegar

  • Elementos del barco y Primeros consejos.
  • Propulsión, estanqueidad y gobierno del barco.
  • Maniobras en Puerto.
  • El Fondeo.
  • Preparación del barco y travesía.
  • Seguridad en la mar.

 

Aprende a navegar con este vídeo. Es muy recomendable su visionado como complemento a las prácticas de Navegación y Seguridad del PER. También para aquellas personas que se van a examinar del PER, pues contiene mucha información que forma parte del aprendizaje del PER. El vídeo es gratuito para los navegantes que realizan las prácticas de Navegación y Seguridad de PER, Patrón de Yate y Capitán de Yate con A Toda Vela.

Cuando comenzamos a navegar, todo nos parece desconocido y nuevo en torno al barco. Con este vídeo te familiarizarás enseguida con muchos conceptos y labores a realizar. Aprende a Navegar con “Navegación y Seguridad PER”, un vídeo-manual para estudiarlo con serenidad. Espero que lo disfrutes. Aquí te dejamos un trailer.

 

 

También te recomendamos, si aún no te has examinado del PER, el vídeo:

carta náutica del per

 

“La Carta Náutica del PER 2017”. El vídeo gracias al cuál han aprendido el manejo de la carta náutica, miles de nuevos patrones en toda España.

 

 

 

ENTREVISTA A UN BUEN AMIGO DE A TODA VELA.

A continuación reproducimos una breve entrevista que en el puerto de Fuengirola, Alberto Contreras, director de A Toda Vela, realizó a Juan Manuel Espejo, un buen amigo y veterano cliente.

-Alberto: Hola Juanma, ¿qué tal va todo?

-Juan Manuel: Fenomenal y encantado de estar nuevamente contigo.

-A: Creo que estás navegando casi todos los días. Me das una envidia tremenda.

-JM: La verdad es que no paro, jaja!

-A: Oye Juanma, ¿qué te parece si nos cuentas los comienzos y tu experiencia en el mundo de la navegación?

-JM: Encantado.

A: Cuéntanos ¿como te vino a ti esta afición a la navegación a vela?

navegación a vela-JM: Ya sabes, que tu eres el culpable.

-A: Eso dices siempre. Ya será menos!

-JM: Pues sí. Yo vivía en Madrid y solía bajar de vez en cuando a la costa de Málaga a pasar un puente, un fin de semana, vacaciones,…. El clima aquí es espectacular. Y me encantaba venir a los puertos a contemplar como salían y entraban los barcos. Muy especialmente los veleros, que se desplazaban suavemente, sin meter “buya”, como dicen por aquí. Me quedaba observando al patrón y los tripulantes como preparaban las velas para izarlas a veces en la bocana, o como las recogían cuando regresaban a puerto. Y yo pensaba; Debe ser fantástico tener la experiencia de poder estar un día navegando en uno de estos cacharros.

-A: ¿Hace cuanto de esto?

-JM: Diez años más o menos.

-A: Y te animaste, ¿no?

-JM: Bueno, la verdad es que se me hacía como inimaginable, pues pensaba que esto estaba al alcance de algunos pocos, hasta que un día, navegando por internet, vi un anuncio que decía: “Aprende a navegar con A Toda Vela”.

aprende a navegar-A: Qué bueno, ese fue de los primeros que hicimos.

-JM: Sí, pues entré en la página de A Toda Vela, y leí un artículo escrito por ti que decía algo así como: “Aprende a navegar en un velero, no te conformes con verlos. Se tu mismo el protagonista a bordo de un velero. Vivirás una experiencia que te cambiará la vida”.

 

-A: Ya recuerdo aquel artículo.

-JM: El que se acuerda fui yo. Me sentí totalmente identificado y pensé; ¿que hago yo, pasando horas y horas en el puerto, viendo pasar a los barcos? En aquel momento tomé la decisión y me dije: Aprende a navegar, Juanma, aprende a navegar. Y la solución estaba en la misma web. Descubrí los tres primeros DVD´s de A Toda Vela. “El Velero”, “Navegación básica” y “Navegación Costera”. Entonces se llamaprende a navegaraban, A Toda Vela, 1, 2 y 3.

-A: Exacto.

-JM: Los compré, y comencé a verlos una y otra vez. Me entusiasmaba escucharte, pues era un testimonio muy normal, muy cercano. Llegué a sabérmelos de memoria, jaja!! Solo me faltaba subirme a un barco y comprobar mi aprendizaje.

-A: Vaya vicio el tuyo, Juanma.

-JM: Una y otra vez. Aprende a navegar, Juanma, me decía una y otra vez. Ya tenía mucha teoría memorizada, pero no sabía como dar el paso. Fue entonces cuando te llamé, hablamos y me ofreciste la posibilidad de una salida de aprendizaje un fin de semana en Almería en un barco de 15 metros. ¿Te acuerdas?

-A: Como no me voy a acordar, decías algunas cosas exactamente igual que en los vídeos. Recuerdo a alguno de los que nos acompañaban que también estaban comenzando, que te miraban con cara de,… “este tío sabe un montón”.

-JM: Sí, sí. Hastizamos mayora que izamos la mayor, jaja!

-A: Claro, la teoría sin la práctica, ya sabemos que no es suficiente.

 

-JM: Por supuesto, pero te aseguro que, por ejemplo, las maniobras en puerto, las tenía tan memorizadas con los vídeos, que me vino fenomenal para hacerlas correctamente cuando estuve de patrón mi primera vez. Me encantaba aquello que decías de: “…a diferencia de un coche, un barco no tiene frenos”. Te aseguro que al principio echaba mucho de menos el pedal de freno.

También me obsesioné mucho con la seguridad a bordo, para mi es fundamental la seguridad a bordo por encima de todo. En el vídeo de seguridad venía lo más importante.

seguridad a bordo

-A: ¿Qué supone para ti, el haber tenido la ocasión de aprender a navegar, con unos añitos?

-JM: Pues me ha cambiado la vida. A los 48 años, me encontraba sin ninguna afición, y cuando descubrí que que aprender a navegar en un velero era una opción, me entusiasme y desde entonces continúo aprendiendo. Navego con amigos, que muchos de ellos tienen más experiencia náutica que yo, y aprender a navegar se ha convertido en mi afición favorita.

-A: ¿En qué barco navegas, Juanma?

-JM: Desde hace cuatro años tengo mi propio barco, un velero de 10 metros y como al prejubilarme he venido a vivir a Málaga, pues lo tengo a 5 minutos andando de casa. Paso casi más tiempo en el barco que en mi casa. De hecho, como soy soltero, muchos días decido quedarme a dormir en el barco. Duermo mejor con el meneillo del mar y el runruneo de las jarcias. Soy un tío feliz. Qué más puedo pedir.aprende a navegar

-A: Pues yo te pido que sigas siendo feliz, que continúes navegando y que, como tu dices, aprender a navegar, sea tu objetivo. Aunque entre tu y yo, creo que ya tienes un amplio conocimiento sobre la navegación a vela y quizás es hora de que enseñes a otros a aprender a navegar. Gracias por tu tiempo.

 

-JM: Gracias a ti, Alberto. Bueno, salimos a navegar, ¿no?

-A: ¡Ya estamos tardando. Además, tienes mucho que enseñarme!